Las teorías de la conspiración


Foto: Miguel Riopa/Getty Images
El de hoy no ha sido un día normal. Desde que por la mañana comenzaron a llegar las primeras informaciones sobre el descarte de Orellana, confirmadas después por el propio Berizzo, lo que no ha hecho sino alimentar toda la rumorología, que se ha expandido como la pólvora a través de las redes sociales y de las aplicaciones de mensajería instantánea. 

Como seguramente muchos de vosotros, he leído de todo. Todo tipo de teoría, alguna rocambolesca, otras con más sentido. Todo ello castillos en el aire, incluida la prensa, que ha formulado varias teorías completamente diferentes sobre el detonante de la situación que ha llevado a Orellana a estar con las maletas en la puerta de casa Celta. 

Mañana será otro día, porque además hay partido, y no es un partido cualquiera, pero resulta sorprendente la imaginación que puede llegar a tener el ser humano. Los muchos que, en muchos casos, ayer decían que Orellana estaba apartado porque tenía una oferta de otro equipo, porque iba a salir traspasado, y hoy se abrazan a otro tipo de escenarios que posibiliten un desencadenante tan cruel para un futbolista histórico en el club. Seguramente no se acaben aquí, pero más allá de todo esto, lo importante ahora es que el Celta no pierda con esto. Lograr una venta lo menos mala posible, y que no exista brecha ni grieta alguna en un vestuario ejemplar. Esa debe ser la práctica, para las teorías nos quedamos con Instagram. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada