Celta 2 - Real Madrid 2 [El Celta culmina la gesta]


Foto: Miguel Riopa/Getty Images
El Celta ha completado esta noche la gesta. Un empate bastaba, y lo logró sin ir nunca por detrás en el marcador en el partido y dando una lección de orgullo que ha tenido premio. El equipo de vigués dio primero, gracias a un tanto en propia puerta de Danilo, y remató en la segunda mitad con el tanto de Wass, que daba cierta tranquilidad rota con el gol de Lucas, que inundó de tensión los instantes finales del partido. 

El equipo de Berizzo fue el previsto. No sorprendió el preparador argentino, que puso en ataque a Guidetti, con Aspas y Bongonda escoltándole en las bandas. El resto del equipo, salvo la ausencia del sancionado Pablo Hernández, era el mismo que ganó en el Bernabéu hace una semana. 

Zidane optó de nuevo por una defensa de tres centrales, con Danilo muy avanzado. La posición del brasileño anuló a Bongonda, más preocupado por el trabajo ofensivo que por la línea de ataque. Con el belga casi todo el tiempo en campo propio, el Celta intentaría hacer daño con Aspas y Wass, que estuvieron fallones en el último pase durante la primera mitad. 

El Madrid, como era de esperar, salió con fuerza y en dos minutos generó dos saques de esquina, resueltos sin mayor problema. Isco también probó fortuna a los 7 minutos de partido. El Celta se desperezó con un lanzamiento de Guidetti, que salió bastante desviado. 

Al Celta le costaba encontrar el balón. Estaba bien plantado sobre el terreno de juego, pero excesivamente metido atrás ante la presión del Real Madrid, que no supo resolver el equipo vigués en los primeros compases de partido. Eso provocaba que el Madrid merodease el área, sin generar peligro real, pero dominando el encuentro. 

El Celta lo intentaba a la contra, aprovechando los fallos de los blancos, que fueron importantes en esa primera mitad, pero no estaban acertados en el último pase. Wass y Aspas fallaron pases fáciles que dejarían a Guidetti solo ante el portero. Parecía que la tensión del partido atenazaba las piernas de los celestes. 

En el minuto 25 llegó la ocasión más clara del Real Madrid. Primero Sergio despejó un remate de Ronaldo al larguero, y en el rechazo, falla el luso a puerta vacía, impactando en el palo. Sufría el Celta, pero a la media hora logró encadenar una serie de pases consecutivos, y a raíz de esa acción empezó a tener más balón, y controlar al Real Madrid desde la posesión. 

Sergio tuvo que intervenir de forma sobresaliente a un cabezazo de Ramos, y a renglón seguido perdonó Guidetti, que buscó el palo corto de Casilla, pero el meta madridista envió el balón al córner. El Celta vivía los mejores momentos, estaba llegando y tenía muchas ocasiones. Radoja, Marcelo Díaz, se veía venir, y llegó en el 43, por medio de Guidetti, que contó con la inestimable colaboración de Danilo. El tanto fue del madridista en propia meta. 

El gol fue un bálsamo para el Celta, que se marchó con euforia al descanso, pero la reanudación dibujó un partido diferente al  de la primera parte, con el Real Madrid mucho  más intenso, y Ronaldo más metido en el partido, y pidiendo penalti cada vez que le quitaban el balón dentro del área. 

El Celta se defendía como gato panza arriba. Estaban firme los de Berizzo, a pesar de que Zidane ordenó intensificar la presión. Al equipo vigués le costaba mantener la posesión, y trataba de evitar pérdidas en zonas delicadas del terreno de juego. El colegiado tampoco ayudaba. Cada mínimo contacto era falta, y las ocasiones del Madrid se sucedían, hasta que en el 61, Cristiano Ronaldo marcó el empate tras un gran libre directo. 

Fue el momento más crítico para el Celta, que empezó a ver cerca la posibilidad de que el conjunto blanco remontase. Ronaldo tuvo otra falta peligrosa, que salió fuera por centímetros. Fue una de las mejores ocasiones de los blancos, que dominaban muchos, pero con un ataque bastante embarullado. 

A siete minutos del final del partido, Berizzo comenzó a mover el banquillo, retirando del terreno de juego a Guidetti, que se fue bajo una atronadora ovación, y dando entrada a Jozabed, que sería clave nada más saltar al campo, cuando Daniel Wass marcó el gol tras el rechace de un tiro del sevillano. El tanto llevó la euforia a la grada de Balaídos, que se veía en semfinales. 

Pero eliminar al Real Madrid nunca es fácil, y hoy tampoco lo fue. En un saque de esquina, cuando el marcador señalaba el 90, marcó Lucas Vázquez, llevando la zozobra a Balaídos, que sufría por miedo a perder lo alcanzado. Berizzo reforzó la zaga con la entrada de Sergi Gómez y Fontàs, y supo aguantar en el descuento sin que los blancos inquietasen a Sergio, e incluso tuvo ocasión, en las botas de Bongonda, de cerrar el partido. 

No pudo ser, pero fue suficiente para que se consumiese el tiempo de descuento, y Sánchez Martínez señalase el final del partido, para jolgorio de Balaídos. El Celta acababa de eliminar al actual campeón de Europa y del Mundo. Se dice pronto. 

Ficha técnica 

CELTA: Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny, Marcelo Díaz, Radoja, Wass (Sergi Gómez, min.87), Iago Aspas (Fontàs, min.93), Bongonda, Guidetti (Jozabed, min.83).

R.MADRID: Casilla, Danilo, Casemiro (Mariano, min.88), Ramos, Nacho, Isco (Morata, min.79), Kroos, Kovacic, Asensio (Lucas Vázquez, min.75), Cristiano, Benzema.

Goles: Danilo en propia porta, min.43, 1-0; Ronaldo, min.62, 1-1; Wass, min. 84; Lucas Vázquez, min.89.

Árbitro: Sánchez Martínez, do comité murciano. Amonestou a Hugo Mallo, Wass, Jonny (Celta); Danilo (Real Madrid).

Campo: Balaídos

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada