Rubén Blanco se afianza en la portería del Celta


Foto: Miguel Riopa/Getty Images
Rubén Blanco fue la única sorpresa en la alineación de Berizzo, y no porque no se merezca la titularidad, sino que parecía más probable que el titular fuese Sergio. Así lo comentamos en el día de ayer basándonos en lo que el técnico argentino había hecho en ocasiones anteriores, alternando a sus guardametas cuando el Celta jugaba tres partidos en una misma semana, y teniendo en cuenta que Sergio está sancionado y no podrá jugar ante el Granada. 

Sin embargo, el preparador argentino apostó por dar continuidad a Rubén Blanco, que ha disputado su cuarto partido consecutivo como titular. El de Mos pidió continuidad en alguna entrevista concedida recientemente, entendiendo que ese es el mejor aval para un portero, y de momento le está siendo concedida esta oportunidad. 

A estos partidos tendrá que sumar los dos siguientes de Liga, en los que jugará seguro por la sanción de su compañero y rival en la portería. La buena noticia es que el canterano está respondiendo. Su rendimiento ha ido a mejor desde que jugase ante el Ajax en Amsterdam, demostrando que está preparado para asumir el reto de la titularidad en el Celta. 

Veremos qué sucede en el futuro y cual es la decisión de Eduardo Berizzo con respecto a su pupilo, pero estará bien que tenga una serie de partidos como titular, que adquiera confianza y que saque lo mejor de sí mismo. El Celta necesita estabilidad en la portería, y Rubén Blanco pasa por ser la mejor opción de futuro para la entidad. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada