El jugador que lo cambia todo


Foto: RC Celta
 Si un futbolista tiene hoy en día la capacidad de cambiar un partido ese es Iago Aspas. El moañés atraviesa el mejor momento de su carrera deportiva. Ha marcado 5 goles en los tres últimos partidos, y su ascendente sobre el equipo es cada vez más equipos. El vacío dejado por Nolito en cuanto a liderazgo está más que cubierto con el carisma del canterano, que se ha echado el equipo a la espalda en más de una ocasión. 

En esta misma competición, y con el Panathinaikos como rival, revolucionó un partido que caminaba rumbo del empate, y que acabaría con victoria celeste por dos goles a cero. La salida del moañés al campo despertó al público de Balaídos, que llevó en volandas al equipo en la recta final del partido, donde llegaron los dos goles que darían la victoria al Celta. 

No fue el único día en el que Aspas cambió el partido. Ayer lo volvió a hacer, pero en líneas generales, hay un Celta cuando él está en el campo y cuando está en el banquillo o la grada. No sé si es pronto para hablar de “Aspas dependencia”, pero es evidente que la figura del “10” céltico adquiere cada vez mayor trascendencia en el juego del equipo. 

El partido que se marcó ayer, jugando apenas 20 minutos, es para enmarcar. ¿Qué hubiera pasado si el Celta remonta?. Probablemente que salía a hombros del estadio. Dio una asistencia de gol, y marcó el 3-2 tras una jugada personal marca de la casa, y puso en bandeja el empate a 3 ya casi en tiempo de descuento, pero Bongonda no estuvo acertado y el marcador no se podría mover. Faltó la remontada para firmar un partido muy completo del moañés, que sigue creciendo como futbolista. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada