Celta 3 - Granada 1 [Dos destellos de Aspas funden al Granada]


Foto: LFP
Victoria clara de un Celta  muy superior al Granada, que demostró esta tarde en Balaídos el porqué de su clasificación. Y eso que un error puntual llevó la zozobra al estadio vigués cuando los nazaríes recortaron distancias. Pape Cheilkh, ya en tiempo de descuento, cerró el partido con su primer gol con el Celta en partido oficial. Una gran noticia para poner punto y final a la noche. 

Berizzo probó en este partido un esquema novedoso, con dos delanteros centros, Aspas y Rossi, jugando el italiano ligeramente por detrás, es decir, en la posición favorita del ex de la Fiorentina. Bongonda y Wass acompañaban por la banda, y por detrás de ellos un doble pivote formado por Radoja y Marcelo Díaz. En defensa, Fontàs fue la gran novedad, acompañando a Cabral en el eje de la zaga. 

Los primeros minutos del partidos se desecharán en cualquier videoteca. Al Celta le costaba superar el entramado defensivo organizado por el cuadro andaluz, que vino a Vigo a lo que siempre vienen los equipos de Alcaraz. Bongonda estaba muy activo, pero también desacertado, pero recibió el cariño del público en cada error. Un acierto. 

Los acercamientos del Celta, sin llegar a crear peligro, eran cada vez más atrevidos, y en el minuto 22 llegó el primero del Celta. Iago Aspas aparece por la derecha, pone un centro, Rubén Vezo despeja muy mal y el propio Aspas recoge el rechazo y lo envía al fondo de las mallas. Otro gol del moañés a su enemigo favorito. 

El gol asentó al Celta en el partido, pero el Granada no varió un ápice su plan. Decidieron seguir agazapados en su área, buscando la contra en la segunda mitad. Este tipo de estrategias parecen una temeridad, pero a veces salen bien. Hoy no, porque en el 38 una preciosa jugada del Celta acaba con un preciso pase de Aspas a Bongonda quien, solo ante Ochoa, supo resolver para marcar el 2-0 que ponía una ventaja casi definitiva en el partido. 

El Celta terminó la primera parte en su momento álgido, y la segunda fue más de lo mismo. Los vigueses fueron aún más superiores, y solo Ochoa o la falta de acierto impidió que la ventaja se ampliase. El Granada simplemente observaba lo que hacía el Celta, casi sin querer influir demasiado en el devenir del partido. 

Al cuarto de hora de la segunda mitad, Iago Aspas ensayó el gol del siglo con una vaselina desde 40 metros que casi sorprende a Ochoa. El colegiado señaló saque de meta después de que el balón impactase en el larguero, pero da la sensación de que el meta mexicano toca lo suficiente para evitar el gol. 

En el 63 fue Cabral quien tuvo en su cabeza el 3-0, pero su remate fue demasiado centrado. Fácil para Ochoa. Los siguientes minutos fueron de asedio, con muchas llegadas de Radoja a la frontal. El serbio tuvo dudas, aunque intentó el disparo en una ocasión, ganando un córner tras tocar en un rival. 

El partido estaba para el tercero del Celta, y solo faltaba un interior con llegada y gol. El partido estaba para un jugador como Pape. Antes de ese cambio, Berizzo dio entrada a Guidetti en lugar de Rossi, y posteriormente dio entrada a Señé, que nos dejó muy buenos minutos, con una clarísima ocasión de gol que desbarató de forma prodigiosa Ochoa. El último cambio, a cinco minutos del final, fue la entrada de Pape por Aspas. 

El tercer gol era lo lógico, pero un tanto del Granada podría asustar al equipo. Y este gol llegó tras un error tremendo de Gustavo Cabral que aprovechó el ucraniano Kravets para llevar la incertidumbre al tiempo restante. Sufrió Balaídos por pensar en el pasado, pero la realidad es que el Granada no metió miedo. Además, para tranquilidad de la parroquia local, Guidetti estuvo sublime, primero aguantando el balón y después dando salida para que Pape, solo en área rival, remachase a Ochoa. Era lo que el Celta necesitaba: Un interior con llegada.  

Fin del partido y victoria muy justa del Celta, que mantiene en la zona noble de la tabla. 


Ficha técnica 

CELTA: Rubén, Roncaglia, Cabral, Fontàs, Jonny, Radoja, Marcelo Díaz, Wass (Señé, min.81), Iago Aspas (Pape, min.85), Bongonda, Rossi (Guidetti, min.69).

GRANADA: Ochoa, Foulquier, Vezo, Lombán, Saunier, Tabanou (Bueno, min.64), Samper, Uche (Ponce, min.71), Carcela, Pereira (Atzili, min.56) y Kravets.

Goles: Iago Aspas, 1-0, min.23; Bongonda, 2-0, min.38; Kravets, 2-1, min.87; Pape, 3-1, min.93.

Árbitro: Trujillo Suárez, del comité tinerfeño. Amonestó a Andreas, Samper, Tabanou (Granada).

Campo: Balaídos (15.852 espectadores).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada