Irureta sobre la venta del Celta: "La afición tendrá que arremangarse"


Javier Irureta fue uno de los muchos entrenadores que en los últimos años han pasado por los banquillos de Celta y Deportivo. En su caso, los mayores éxitos llegaron entrenando a los coruñeses, y en una entrevista publicada por Lainformacion.com se pregunta si hubiese conseguido lo mismo al frente del Celta, donde estuvo una sola campaña, la 1997-98, que supuso el regreso del equipo a competiciones europeas. 

Sobre su salida del Celta al eterno rival se ha hablado mucho. El técnico vasco da su versión de los hechos: “A veces se oye solo el discurso de un aparte. En función del trabajo que habíamos desarrollado llevando al equipo a Europa, lo único que solicité fueron dos años, y no uno. Se me dijo que no en repetidas ocasiones y en el Dépor sí que me lo ofrecieron. El discurso de la directiva decía lo contrario, pero no era así. Muchas veces pienso, ¿Estando en el Celta hubiésemos podido conseguir lo mismo que en el Dépor? Pues no lo se”, confiesa. 

Con todo, asegura que la relación con Horacio Gómez y la directiva céltica siguió siendo buena: “Mi relación con ellos era buena. No tuve ningún problema. Recuerdo además que ese año tuve la mala suerte de que murió mi padre y vinieron todos al entierro hasta Irún. Le estoy muy agradecido al Celta. Yo hubiese seguido en el equipo, quería seguir, pero las circunstancias se dieron de esa forma”, explica. 

El ex técnico celeste, que no ve un favorito claro para el derbi, también opinó sobre la posible venta del club, con una advertencia a la afición: “No estoy muy al tanto, pero la habitual compra de equipos por parte de propietarios extranjero es para pensarlo dos veces. La afición tiene que arremangarse porque no se sabe como va a salir. Recuerdo el Alavés de Piterman… No todos han sido así, pero ojo. Hay que poner mucho empeño en que el club siga siendo de los celtistas”, advirtió. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada