Celta 4 - Barcelona 3 [El Celta le enseña al Barça el significado de Afouteza]


Foto: Octavio Passos/Getty Images
Partido para el recuerdo el disputado esta noche en Balaídos. Repleto de goles, buen juego, lucha y emoción hasta el último suspiro. Como decían los antiguos: De los que hacen afición. El Celta se impuso al Barcelona tras un primer tiempo primoroso, con un Iago Aspas descomunal, y una segunda parte en la que la entrada de Iniesta cambió radicalmente el tono del partido. Al final, un gol de carámbola del “Tucu” sirvió para retener los tres puntos en Vigo, alcanzando la tercera victoria consecutiva en Liga. 

Berizzo decidió colocar a Daniel Wass en la mediapunta, ayudando a Aspas en la presión a la salida de balón del Barcelona. En la defensa, Roncaglia acompañó en defensa a Hugo Mallo, Cabral, y Sergi Gómez. Radoja, Pablo Hernández y Wass en el centro del campo, y por delante de ellos el trío habitual formado por Sisto, Bongonda y Aspas. 

Salió decidido el Barcelona a e que no le pasara lo que sufrió el año pasado, con 10 minutos en los que el Celta intentaba resistir como podía. Tras ese arranque, el Celta se fue quitando de encima la presión, y a base de llegadas de Bongonda por velocidad con centro desde la línea de fondo fue llevando el partido a su terreno. 

Fue más o menos a partir del minuto 15 cuando el Celta comenzó a tejer una fase extraordinaria de fútbol y tesón, culminado con el gol de Pione Sisto, tras excelente pase de Iago Aspas. El danés enganchó el balón en área contraria y batió a Ter Stegen. A renglón seguido la tuvo Iago Aspas, con un disparo que buscaba la escuadra y se encontró con los guantes de Ter Stegen. 

A la media hora acertó el moañés, con un gran gol tras jugada personal cruzando el balón y haciendo inútil la estirada del meta rival. La fiesta se prolongó dos minutos después, de nuevo con Aspas de protagonista, acudiendo a un centro que Mathiew acaba metiendo en su propia portería. 3-0 a la media hora de juego. Ni los más optimistas se imaginaban algo así. 

Claro que los más pesimistas tampoco se imaginarían que en la segunda parte iba a tocar sufrir, pero la entrada de Iniesta al campo, y un pequeño paso atrás dado por el Celta, hizo el resto. Los de Berizzo salieron al campo con la mejor de las intenciones, dispuestos a mantener la locura de la primera parte, pero el 3-1 de Piqué les hizo retroceder. 

Entraron las dudas, y  mucho más cuando Vicandi Garrido señaló penalti en una acción terriblemente dudosa que suponía el 3-2. Aún aturdido por los golpes, el Celta demostró ser un pujil fajador, y trató de salir de su terreno de juego, apartando al Barcelona del área de Sergio. Lo intentó Sisto con un rectorte que atrapó Ter Stegen. 

Los de Berizzo tuvieron el enorme mérito de parar el ritmo del Barcelona. Ayudó la entrada de Marcelo Díaz,  y además se encontraron con un gol repleto de fortuna, pero también de tesón. Pablo Hernández acude a presionar la salida de balón de Ter Stegen, repeliendo con la cabeza un balón que acabó en la meta rival. 

La sentencia pudo llegar a diez minutos del final, con un robo de balón, y carrera de Iago Aspas que llegó sin aire y no fue capaz de superar al meta barcelonista. Era gol y partido, pero no llegó y tocó sufrir en la recta final porque el Barcelona metió el tercero, otra vez por medio de Piqué, convertido en un delantero más. Eso sí, el Celta aguantó con veteranía el descuento, sin sufrir más que por la incerteza del marcador. 

Victoria fantástica, y tres puntos de esos con los que no se cuenta a principios de temporada, y que sirven para encarar el parón por las selección con optimismo. 

Ficha técnica 

CELTA: Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Roncaglia, Radoja, Wass (Jonny, 83’), Pablo Hernández, Bongonda (Marcelo Díaz, 62’), Sisto, Iago Aspas (Guidetti 87').

BARCELONA: Ter Stegen, Piqué, Busquets (Denis Suárez, 75’), Arda Turan, Luis Suárez, Neymar, Rafinha (Iniesta, 45’), Jordi Alba (Alcácer, 81’), Sergi Roberto, André Gomes, Mathieu.

Goles: Sisto, 22’ (1-0); Iago Aspas, 31’ (2-0); Mathieu, propia puerta, 33’ (3-0); Piqué, 57’ (3-1); Neymar, de penalti, 64’ (3-2); Pablo Hernández, 76’ (4-2); Piqué, 86’ (4-3).

Árbitro: Vicandi Garrido, del comité vasco. Amonestó a Busquets (Barça); Hugo Mallo (Celta).

Campo: Balaídos (20.901 espectadores).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada