Pablo Hernández podrá jugar ante el Espanyol


Foto: Atlántico Diario
Pablo Hernández finalizó el partido del pasado miércoles con molestias en una de sus rodillas, y no participó ayer de forma activa en el entrenamiento junto al resto de sus compañeros, tan solo participó en la charla que el entrenador celeste realizó sobre el terreno de juego, aunque su participación en el partido frente al Espanyol no peligra. 

Las molestias del internacional chileno vienen de la sesión de calentamiento, en la que dio el susto, aunque finalmente pudo participar. El de Tucumán es casi de hierro, así que podrá jugar en Barcelona, y es muy probable que lo utilice Berizzo, que la semana pasada aseguró que mejoraba con el ritmo de partidos, y que más allá de sentirse peor por la acumulación de partidos, se sentía mejor. Desde luego, no se le está notando en absoluto el cansancio acumulado, ya que partido tras partido es uno de los mejores del equipo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada