Mouriño podría ganar 60 millones de euros con la venta de sus acciones


Foto: Marta G. Brea
Que el Celta está en venta es evidente, algunos incluso aseguran que dicha venta ya se ha producido. Habrá que esperar acontecimientos, pero todo apunta a que Carlos Mouriño, tras 10 años en la presidencia y un trabajo muy bueno en líneas generales, con sus luces y sombras, se puede marchar del club dejándolo en una situación envidiable en casi todos los aspectos, y obteniendo a cambio una interesante plusvalía que podría rondar los 60 millones de euros. 

Tal y como recuerda este jueves La Voz de Galicia, Mouriño adquirió el paquete accionarial de Horacio Gómez a cambio de 5 millones de euros. Con ello unía el 39% que tenía el Tomiñés a su 4%.  A esa inversión hay que unir los 2,8 millones de sus empresas cuando el club entró en el proceso concursal, capitalizando dicha deuda en acciones, como hicieron muchos otros acreedores, entre ellos los jugadores representados por Pablo Viana. 

Más recientemente dio un golpe maestro con la compra de las acciones de Abanca, que antes de la capitalización y posterior devaluación de las acciones poseía un 24% de los títulos. Con esta operación, Mouriño pasaba a poseer el 52,6% de las acciones del Celta, lo que le otorga el control absoluto que tiene ahora para vender el club a quien desee. 

A estas inversiones en acciones se une el préstamo de 8,1 millones de euros que sus empresas realizaron al club. Sin ese préstamos, el Celta no hubiese tenido viabilidad. Seguramente no existiría ahora mismo. El club se salvó, y creció debido a la gestión del Presidente, dejando su deuda a cero, situado en Europa, y con unos ingresos muy importantes garantizados en Primera División. 

El diario coruñés estima la venta del club en un precio de partido de 80 millones de euros. Una cantidad que le reportaría a Mouriño un beneficio de 60 millones de euros en sus diez años al frente de la entidad. No está mal. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada