El partido más extraño de Álvaro Lemos


Foto: Dovlado
Un derbi es un partido siempre importante para cualquier jugador, especialmente para los canteranos de cada uno de los clubes, que lo viven por una implicación especial por aquello de haber sido criado en el amor y el respeto a unos colores, cuyo eterno rival es el que tienen enfrente en ese preciso instante. Es imposible pedirle a Aspas, Hugo Mallo y compañía que se planteen este encuentro como si fuese uno más. Serían incapaces. 

En el Deportivo la sensación es idéntica para aquellos jugadores criados en la cantera de Abegondo, o criados en una ciudad que vive muy intensamente la rivalidad entre las dos mayores ciudades de Galicia. sirva el ejemplo de Lucas Pérez. 

Ahora bien, ¿Qué sucede cuando uno de estos canteranos se encuentra por circunstancias de la vida en el equipo contrario? Esa es la tesitura en la que se encontrará esta noche Álvaro Lemos cuando arranque el partido. El destino ha querido que los dos primeros partidos del santiagués con el Celta hayan sido ante el Lugo, su ex equipo, y ante el Deportivo, el club en el que se crió. 

Lemos está siempre muy cerca de Borja Iglesias. A los dos les une una vieja amistad, y también se encontrará con viejos amigos en su nuevo eterno rival. Un partido muy especial para el nuevo fichaje del Celta, que además tendrá el reto de demostrarle a Berizzo que puede merecer una oportunidad en La Lig

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada