¿Te acuerdas de... La estatua de Mostovoi?


Foto: Getty Images
Mostovoi fue un auténtico ídolo para el celtismo durante los ochos años en los que jugó en Vigo. En el año 2001, convertido en la auténtica estrella de aquel equipo, incluso hubo un proyecto para hacer una estatua al futbolista ruso, que nunca pasó de ahí. El escultor Magín Picallo llegó a crear un molde, elegido por el propio jugador, para su efigie de bronce. 

La iniciativa partió de la Peña La Gramola, que decidió crear una estatua al jugador después de la final de Copa en Sevilla.  La peña abrió una suscripción popular para reunir los cuatro millones de pesetas que costaba la escultura, llegando al reunir, al menos, un millón ochocientas mil pesetas gracias a la venta de un número de lotería navideña y de donaciones de celtistas. 



El jugador se mostró en su momento muy satisfecho: “No encuentro palabras pero sí que estoy contento porque hay muy pocos jugadores en el mundo que tengan una estatua. Aunque todavía sigo jugando al fútbol, y quizás por ello todavía no comprendo la verdadera importancia del hecho. Cuando me retire siempre tendré una estatua en esta ciudad, y eso para un futbolista es lo mejor que hay”, señalaba entonces. 

Quince años después, el “Zar” habló sobre su estatua en sputniknews.com: “Cuando empezó a moverse este tema, yo dije: Mira, si queréis, por mí no hay ningún problema. Dónde, como siempre pasa lo mismo. Cuando tú estás jugando bien, de puta madre, todo el mundo te quiere. Eso fue en 2001, pero en 2003, cuando empezaron los problemas, la gente ya se olvidó. A mí me daba igual, no es un tema que me afecte. Yo si la ponen, bien. Si no, también”. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada